MANUAL DE OPERACIONES

-S.O.S. Drones es una Asociación sin ánimo de lucro, que se ofrece de forma voluntaria a los Servicios de Emergencias Médicas, Protección Civil, administraciones, familiares de personas desaparecidas y asociaciones relacionadas. Bajo ninguna circunstancia ningún miembro registrado en la red S.O.S. Drones exigirá una compensación económica por sus servicios, en las tareas de rescate. Solamente y bajo circunstancias especiales, el piloto puede recibir por parte de la familia o bajo el consentimiento de jefe al mando de los servicios de emergencias el reembolso de equipo adicional necesario para ejecutar la búsqueda. Como por ejemplo: El oficial de emergencias al mando, puede autorizar la compra de baterías extras para poder ampliar el tiempo de autonomía del RPA desplazado al lugar, esto sería aceptable siempre y cuando no se recibiera como compensación, por los servicios.

-S.O.S. Drones es una red mundial de voluntarios y como tales, los pilotos no recibirán ningún tipo de compensación por sus servicios, incluyendo reparaciones por los daños que puedan sufrir sus equipos durante las operaciones.

 

Cuando llegues al centro de mando de emergencias.

-Se aconseja portar en el vehículo un logo visible de la asociación por tal de poder identificarlo con facilidad .

-Es muy recomendable llevar prendas de alta visibilidad para que los demás equipos nos identifiquen fácilmente como pilotos.

-Lleva tu propia agua y comida, así como un kit de primeros auxilios, puede resultar de gran utilidad.

-Antes de volar, debemos presentarnos al mando de operaciones, ofrecer nuestros servicios, ponernos bajo sus órdenes a su disposición presentando este documento de  (compromiso) firmado . Debemos fomentar la comunicación tanto con el equipo de emergencias como con otros pilotos voluntarios que hayan podido acudir. Tenemos que ser capaces de coordinarnos.

-En el caso de desplazarse al lugar más de un piloto de la asociación, deberán coordinarse. No existen rangos dentro de S.O.S Drones  pero sí se hará distinción entre pilotos profesionales que dispongan de licencia y pilotos aficionados. Los pilotos profesionales serán los encargados de coordinar y dar las instrucciones a pilotos no profesionales. (hasta un máximo de 5) por cada piloto profesional.

-Si se presentase más de un piloto profesional  todos tendrán las mismas  competencias, siendo el más experimentado de ellos (historial de participación)  quien haga de enlace y coordine al mando de operaciones  con el resto de pilotos.

-Siempre actuaremos de forma educada, profesional y manteniendo la calma en todo momento, es posible que por el estrés de la situación nos encontremos con familiares alterados, no nos olvidemos que estamos allí para ayudar.

 

-Todo el equipo debe estar en buen estado y se deben realizar revisiones periódicas de mantenimiento. Siempre verificaremos nuestros aparatos antes y después de realizar cada operación. Se recomienda tener una check-list. 

-La decisión de volar o no, será siempre del piloto, así como la responsabilidad. Si las condiciones no son favorables se recomienda no volar, aunque el jefe de emergencias autorice el vuelo.

-En la zona de operaciones, debemos acotar y señalizar una zona de aterrizaje/despegue   alejada del resto de voluntarios, así como del centro de control de operaciones (recordad que está prohibido volar por encima de grupos de personas)

– Junto con el mando de operaciones se diseñará un plan de vuelo efectivo teniendo en cuenta factores de riesgo tales como, aeronaves (helicópteros/avionetas de rescate) y otros RPA que puedan operar en la zona.

-Debemos verificar que nuestros emisores y receptores de radio no crean ninguna interferencia con los equipos electrónicos de rescate.

-Antes de despegar necesitaremos siempre la autorización del jefe de emergencias al mando. NUNCA despegues sin ella, volar sin autorización pone en riesgo la reputación de la organización así como la integridad de los equipos y personas.

-Los vuelos se realizarán siempre con extremo cuidado, sin poner en riesgo a ninguna persona, animal o bienes. Se recomienda tener el drone asegurado.

-Una vez realizado el vuelo debemos guardar los datos generados en el GPS o en el plan de vuelo de nuestros aparatos, es posible que las autoridades requieran dicha información. Incluso los podemos ofrecer sin esperar a dicha solicitud.

-En caso de que los medios de comunicación nos requieran para entrevistarnos, deberemos informar al jefe de operaciones al cargo para que nos autorice. Si recibimos la autorización para hablar con la prensa, recuerda que representas a toda la organización S.O.S. Drones, habla siempre de forma profesional y solo de las actuaciones que has llevado a cabo en la operación, intenta evitar dar opiniones personales  y no hagas conjeturas. Limítate a declarar sobre los hechos y a dar información veraz y contrastada.

-Como norma general nunca se superará la altitud de vuelo de 400 FT/pies  (120m) desde el nivel del suelo. La distancia horizontal, puede variar según el peso del aparato.

Descargo de responsabilidad :

Todos los pilotos de la red S.O.S. Drones deben ser mayores de 18 años. Siendo ellos mismos los únicos responsables de sus acciones durante el desempeño en las funciones asignadas en cualquier operación que se presten como miembros de S.O.S. drones.

Se recomienda a los pilotos disponer de un seguro de responsabilidad civil para sus RPAS.

Ni la Asociación S.O.S. Drones, ni los servicios de emergencias, ni el jefe al mando del dispositivo, se harán responsables de cualquier accidente, lesión o incidente que sufra o pueda ocasionar el piloto, su equipo y/o el material propio que porte durante el desempeño de las labores designadas en cualquier operación de búsqueda y rescate en la que participe como miembro de la asociación.

S.O.S. Drones es una Asociación sin ánimo de lucro ,registrada. La web sosdrones.org, su página de Facebook y otras redes sociales relacionadas con la misma, existen para  promover captar  y proveer de un listado de voluntarios poseedores de RPAS capaces de realizar tareas de búsqueda y rescate repartidos por todo el mundo, para que quede a disposición de los servicios de emergencias, administraciones, familiares de desaparecidos y otras asociaciones relacionadas.

Ningún piloto de la red S.O.S. Drones pasa por pruebas de evaluación de pericia de pilotaje por parte de la organización. Tampoco se valoran las capacidades o conocimientos en las tareas de rescate, de este modo S.O.S. Drones no puede garantizar la experiencia del voluntario desplazado. Esta evaluación queda a discreción del mando de emergencias al que se presente el voluntario.

La dirección de S.O.S Drones se reserva el derecho de realizar cambios en las políticas,  siempre en pro de la seguridad y el bien común de las operaciones. No estando obligada a notificar dichos cambios, siendo responsabilidad de los propios miembros el mantenerse debidamente informados.